lunes, 25 de febrero de 2013

EL BURRO (PARLANTE) DEL ZAPATERO


Tanto tienes, tanto vales...
Yo, sobre este asunto, ya no puedo callar más y hoy, por fin, os lo voy a confesar: me apasiona la gente rica. 

Pero no los ricos de apariencia ni los nuevos ricos. No, no. A mi me encandilan los ricos ricos, los ricos de cuna ¡los de toda la vida!
Inevitable, a veces, que te toque codearte con pobre gentecilla; es más, con paupérrimos y miserables ¡que pereza!. Es gente tan funesta y deplorable...

Y ustedes, ¿como están de patrimonio? ¿Son de aquellos que a mi me entusiasman? Echemos cuentas. ¿Cuanto poseen en...?

♦ Bonos del Tesoro de la Buena Amistad;
♦ Depósitos a plazo de la Confianza, el Buen Corazón y Generosidad a un alto desinterés;
♦ Acciones cotizadas en la Bolsa del Altruismo;
♦ Deuda soberana del país de la Nobleza;
♦ Obligaciones de Sinceridad y Honestidad;
♦ Plan de Pensiones de Lealtad.

¿Que tal cuadran las sumas?

 De los pobres, ni hablar quiero. Que se queden con sus miserias, sus hipotecas de traición y sus bonos basura de egoísmo y egolatría; con sus preferentes de bajezas, falta de escrúpulos y arribismo y con sus intereses leoninos de amistad interesada.
Pobres de espíritu, ruines y mezquinos que intentan arrastrar, zafiamente, a los demás por su sucio lodo, sin conseguirlo CASI nunca.

(¿Soprendidos? ¡Ah! ¿es que pensabais que hablaba de dinero y riquezas materiales?)

Londres, primeras décadas del siglo XX. David Lloyd George, reconocido político británico, abogado de profesión, había sido miembro del parlamento desde sus años jóvenes, ocupando con el tiempo las más altas instancias, ejerciendo primero como Ministro de Comercio y después como Primer Ministro Británico entre los años 1916 y 1922. Entre sus mayores logros se halló el de la creación de un entonces revolucionario y novedosísimo sistema  de seguros sociales de enfermedad, invalidez y desempleo, cimientos del que llegaría a ser, años más tarde, el estado del bienestar británico.
Sin embargo, David Lloyd George procedía de una familia galesa muy humilde.

Siendo aún muy niño quedó huérfano y tuvo que ser acogido por un tío, zapatero remendón de profesión, residente en el condado de Caernarvon (Gales). Aplicado y buen estudiante, su tío le permitía continuar acudiendo a la escuela y, posteriormente, a la universidad si bien, dada la escasez de recursos económicos, se veía en la necesidad de contribuir a la economía de la familia con su trabajo que consistía en repartir cada domingo a los clientes, el calzado que su tío había reparado. Para ello, se servía de un modesto y destartalado carrito de tracción animal, para más detalle, de un asno. 

En cierta ocasión, ya en los postreros años de su carrera, mientras Lloyd George se hallaba pronunciando un discurso, uno de los asistentes, con las aviesas y rastreras intenciones de ridiculizarle publica y notoriamente, y no hallando su escaso y tosco ingenio mejor motivo que sus orígenes humildes, interrumpió las palabras del político y le espetó, zafio y vulgar y  a pleno pulmón:

Oiga usted! Mejor cuéntenos que ha sido de su carromato y del burro..."

Sin darle la menor relevancia, Lloyd George respondió con voz firme, clara y serena:

"El carrito lo vendieron. Por lo que respecta al burro, tengo una duda: ¿como ha hecho usted para conseguir aprender a hablar?"

"FELIZ LUNES Y FELIZ SEMANA"
"Pobre eres si no llevas repletas las arcas de tu corazón"
Miguel Abuelo. Músico, poeta y cantante argentino.

"Los cheques de tus insultos no tienen fondos en el banco de mi ánimo"
Manolito (de Mafalda). Quino. 

21 comentarios:

  1. A mi también me gusta la gente ricachona. Yo procuro serlo, aunque últimamente invierto mucho en valores que creo seguros y terminan por ser divisas a un alto desinterés.

    Me ha encantado este post, desconocía la historia. Excelente introducción Casilda. Buena reflexión, buenas ilustraciones (el burrito entrañable).

    Gracias por un lunes más.

    L.

    ResponderEliminar
  2. Soy rico!!! Ahora mismos voy al Banco a liquidar mi hipoteca. Espero que acepten billetes de amistad, honestidad y buen corazón... más pequeños no tengo ;)

    Feliz semana! :)

    ResponderEliminar
  3. ¿ que te puedo decir Casilda ? Esa riqueza es la que realmente hace grande a la sociedad, pero sinceramente,guiandonos por esos valores, quizàs debamos reconocer que estamos en la mas absoluta de las ruinas, Por si me he sabido explicar, solo me pregunto que fue antes, ¿el huevo o la gallina ?, ¿la crisis de valores o la económica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, la de valores. Cuando éstos faltan, la sociedad y, x ende, la economía se desmoronan. Añádele la falta de educación y has conseguido eliminar los pilares al completo
      Besos

      Eliminar
  4. Que gran verdad en lo que dices tanto tienes tanto vales. q ue manera mas superflua de valorar a las personas por sus apariencias .Voy a definirme como persona rica y persona pobre .¿Te extraña la definicion? Como persona rica presumo o puedo presumir de invertir en valores de amistad, lealtad ya que estos me aportan buenos beneficios a nivel personal.Si !soy persona pobre en cuantos a beneficios materiales . A partir de ahi pensemos y reflexionemos cual es el que mas nos interesa .Hsta el proximo lunes

    ResponderEliminar
  5. Simplemente genial .Adelante!

    ResponderEliminar
  6. Soy inmensamente rica al contarte entre mis "más mejores" amigas porque tu riqueza comprende todos tus "reCASItos"

    ResponderEliminar
  7. Genial...como siempre!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Cuánta falta hace que tengamos a nuestro alrededor más gente "rica" y menos buitres y cuervos expectantes para aprovecharse de los malos momentos.
    Muchas gracias por deleitarnos otro lunes Casilda :)

    ResponderEliminar
  9. Grandes verdades!!! http://universovarietes.blogspot.com.es/2013/02/mi-semana-de-aran-aznar-sonia-monroy.html

    ResponderEliminar
  10. HE DE CONFESARTE, CASI, QUE HE PICADO Y ME CREIA QUE TE REFERIAS A LOS RICOS DE DINERO. Y TAMBIEN AL ZAPATERO ESE QUE SABES. ME ALEGRO MUCHO DE HABERME EQUIVOCADO EN AMBAS COSAS.
    UN ABRAZO DESDE EL HOSPITAL Y UN LAMETON DESDE ENFRENTE.
    LDDE

    ResponderEliminar
  11. Jaja, muy acertada respuesta la del Sr. Lloyd y muy buen banquero el amigo de Mafalda!
    Buena semana Casi!
    E.

    PS: el burro simpatiquísimooooo! :)

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bonito artículo! Todos deberíamos recordar nuestros orígenes, sobre todo cuando son humildes. Hacerlo nos pone los pies en la tierra. Eso es algo que muy pocas personas saben hacer.
    Y ¡qué proeza la del burro!
    Por cierto, gracias por pasarte por mi blog y dejarme tu comentario. Me encanta.
    Un abrazo.
    Pilar

    ResponderEliminar
  13. Que gran respuesta la de LLoyd George Me ha encantado igual que toda la historia .Muy buenos los dibujos .Hasta la proxima semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Excelente artículo! Tengo la gran suerte de ser rica en amistades y no dejo de invertir en ese banco porque los beneficios se multiplican constantemente. Siempre he admirado a la gente como Lloyd, que siendo de origen humilde, ha sabido labrarse un futuro a base de esfuerzo personal. Deberíamos aprender de él y desterrar la desmedida ambición por la riqueza que nos lleva a la corrupción y al "Tanto tienes, tanto vales". Por cierto creo que conozco a muchos burros que hablan ¿Serán todos descendientes del mismo burro inglés? Me ha encantado el dibujo del asno,es muy gracioso.Hasta el próximo lunes.
      MP

      Eliminar
  14. Excelente Casilda, ¡como siempre!
    Me ha encantado la respuesta de Lloyd George.
    EQR

    ResponderEliminar
  15. Que gran blog y que acertado esta con los dibujos que lo ilustrais .Os felicito Os seguire cada lunes.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa! Te he contestado a la pregunta sobre la BB de MAC en el blog, pero por si no tuvieras tiempo de pasarte; el factor de protección es de 35 y lleva 30ml.
    Tienes un gran blog y es una gran publicación, un besote enorme guapa!!

    mynameislaragarcia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar